Saltar al contenido.

Un final espectacular para la salida del 19 de Mayo de SECIMA

Esta entrada fue publicada originalmente por nosotras en el blog del Club Excursionista CECIMA, se puede ver aquí. Como ya no vivimos en Barcelona y, por consecuencia, ya no somos los coordinadores la Sección de Escalada y hemos dejado el Club, hemos copiado la entrada aquí.

Este fin de semana pasado nosotras desde la SECIMA organizamos una salida de escalada (de qué va a ser si no? :-P). El plan inicial era ir a escalar a Tarragona o Alt Urgell, pero la meteo no estuvo de nuestra parte y también, desafortunadamente, poca gente se pudo apuntar, pro eso decidimos ir a Montserrat a hacer vía larga. Así de simple. La cordada: nosotras y nuestro venerado, honorado, y para siempre Presidente, Cristian! 😈😝

Elegimos para este día la vía Doc Antón en la Magdalena Superior, usamos la reseña del blog El Col·leccionista de Vies y para llegar el track de Rock Jumper.

 

 

El día se presentaba soleado pero teníamos en mente la posibilidad de tormenta que daban para la tarde.

Aparcamos en el Monasterio y caminamos hasta la Magdalena Superior. Estaba un día muy bonito en Montserrat. Cuando llegamos aún no había mucha gente y se podía apreciar el misticismo de la montaña.

Cristian siempre nos pregunta cosas de escalada y nosotras siempre respondemos. Jajaja a ver esos Machards!!

Hablando de 1001 temas, la aproximación de 1h20, hecha con tranquilidad, pasó volando.

Llegados a pie de vía, había ya una cordada empezando el segundo largo. No hay problema, mientras nos preparamos ellos tendrán tiempo de llegar a la R2 y ahí empezaremos.

No hace falta grandes descripciones técnicas de la vía, hay muchas reseñas online. Pero un comentario personal siempre complementa toda la información disponible. Así que aquí va:

La vía está bien equipada, parabolts nuevos y en general bien colocados y con una distancia adecuada, permite escalar y no están demasiado lejos. De toda la vía, creemos que cambiaríamos unicamente un parabolt, el del tercer largo del paso más difícil de la vía, es el paso que fuerza más la cabeza, pero nada de otro mundo, aleja un poco. Varias reuniones tienen 3 parabolts, hay una que tiene un parabolt muy mal puesto, justo al lado de la reunión original, pues fuerza el mosquetón a hacer palanca contra una roca, ese no hay que usarlo, de hecho está impoluto.

Los pasos de cambio de pared del segundo y tercer largo son un poco sucios, para los que buscáis una vía de corte limpio, la Doc Antón no es una de estas vías. En estos trozos hay que luchar un poco contra las ramas que se enganchan en la mochila, la pared que te escupe y las presas de adherencia, o sea hay que tener la cabeza en su sitio también. Nosotras, personalmente, nos gusta más las vías limpias y más estéticas, esta vía es un poco chapuzas en ese sentido. Por lo demás muy bien.

El último largo ya no ofrece cualquier problema, es como el primero. Termina en una buena reunión de la cual podemos acceder fácilmente al rápel, progresando también asegurados. Se baja de la Magdalena por dos rápeles que dan al collado en el mismo camino de acceso a la vía.

De vuelta a la aventura, a medida que pasaban las horas e íbamos progresando en la vía el cielo se iba oscureciendo… Al fondo en los llanos se veía ya caer buena agua, poco faltaba para que llegara a nosotras. En bajini íbamos diciendo, “que aguante, que aguante”.

El en último largo ya el viento soplaba fuerte y la temperatura bajaba.

La vía en realidad la hicimos en un buen tiempo. No fuimos corriendo pero tampoco lentos. Empezamos a escalar sobre las 12h y a las 15h estábamos en la última reunión, siendo 3 y 130m de vía no está mal. Pero la lluvia no perdonó.

En el primer rápel empiezan a caer las primeras gotas, y que pedazo gotas. Llegamos hasta el segundo rápel y ya está. Montserrat no perdona. Los cielos abrieron las compuertas y un diluvio universal cayó sobre nosotras, haciendo parecer la historia de Noé y el Arca un paseo de domingo por la tarde.

No valía ni la pena intentar tener el material seco o la mochila. Llegados al suelo recogimos todo el material y empezamos a caminar de vuelta al monasterio. Tal y como llovía, decidimos regresar por el camino de Sant Joan dando toda la vuelta. Llovía sin parar. Los senderos se habían convertido en auténticos barrancos, las paredes en cascadas y las escaleras de la Magdalena en algo bonito de ver. :-) La verdad es que estaba preciosa Montserrat.

Por el camino nos encontrábamos con turistas, vestidos tal cual en las ramblas de Barcelona, por esos senderos inundados intentando llegar al coche. Montserrat se ha convertido en las ramblas. Ya que lo comentamos, mientras hacíamos el rápel, unos turistas nos preguntaron como podían llegar hasta donde estábamos (la R del segundo rápel), a lo que respondimos que no podían, que hacia falta escalar y cuerda. Aún así, en sus chanclas y de cámara al pecho, hicieron al amago de coger nuestras cuerdas para subir a pulso… Ojo que tendremos visitantes sorpresa en las paredes!

Después de más de 2h de lluvia continúa llegamos al coche, ropa fuera y calefacción! :-)

Salud y mucha roca!

 

1 respuesta »

¡Cuéntanos algo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Views / Visitas

  • 18.588 cientific@s mochiler@s

Antiguallas

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Write your e-mail to start following this blog and get updates on new posts via e-mail.

A %d blogueros les gusta esto: